cerrar esta libroProtocolos de Evaluación Sanitaria Rápida en Situaciones de Emergencia (WHO - OMS, 1999, 116 p.)
Abrir este fichero y ver el contenido  Capítulo 10. Emergencias complejas
Ver este documentoFinalidad de la evaluación
Ver este documentoAntecedentes
Ver este documentoRealización de la evaluación
Ver este documentoPresentación de los resultados

Protocolos de Evaluación Sanitaria Rápida en Situaciones de Emergencia (WHO - OMS, 1999, 116 p.)

Capítulo 10. Emergencias complejas

Finalidad de la evaluación

Esta modalidad de evaluación rápida de salud tiene por objeto:

- evaluar la dinámica, la magnitud, las áreas afectadas y la evolución probable de la emergencia;

- evaluar las principales repercusiones sanitarias y nutricionales de la emergencia en la población civil;

- identificar los grupos y áreas de mayor riesgo;

- evaluar la capacidad de respuesta y las necesidades inmediatas existentes en el sector sanitario;

- identificar prioridades de corto y medio plazo para la prestación de servicios de respuesta y recuperación en emergencias sanitarias;

- proporcionar indicadores mundiales del grado de afectación con peligro de muerte, para ayudar a movilizar y gestionar la asistencia humanitaria.

Antecedentes

Las emergencias complejas son situaciones en que «la causa de la emergencia y la asistencia a los afectados están vinculadas, en gran medida, a consideraciones de orden político».1

1 Coping with Major Emergencies-WHO Strategy and Approaches to Humanitarian Action. Ginebra, Organización Mundial de la Salud, 1995 (documento WHO/EHA/95.1, no publicado; puede obtenerse dirigiéndose a la División de Operaciones de Socorro en Emergencias, Organización Mundial de la Salud, 1211 Ginebra 27, Suiza).

Las emergencias complejas se caracterizan por su inestabilidad en diverso grado, que puede llegar, en casos extremos, al colapso de la autoridad nacional. Ello se traduce en una pérdida del control administrativo y en la incapacidad para proporcionar servicios y protección vitales para la población civil. Una de las principales características de las emergencias complejas es la existencia o la posibilidad de violencia generalizada contra las personas, el medio ambiente, las infraestructuras o los bienes. La violencia tiene una repercusión directa en términos de muertes, traumas físicos y psicológicos, y discapacidades. En los conflictos caracterizados por un rápido desplazamiento de las zonas de combate, es frecuente que los civiles se vean expuestos a un fuego cruzado. En muchos casos, los civiles se convierten en los objetivos principales de la limpieza étnica, el asesinato, la violencia sexual, la tortura y la mutilación.

Los otros efectos de los conflictos en la salud pública se derivan de diversas circunstancias, entre ellas:

· Desplazamientos de la población, con concentraciones en campos, edificios públicos u otros lugares. En tales situaciones, aumenta el riesgo de enfermedades respiratorias agudas, diarreas y disenterías, sarampión y otras epidemias. La dependencia respecto de las raciones alimentarias entraña, de manera paralela e interactiva, un riesgo de malnutrición y de deficiencias en micronutrientes (véanse los capítulos 7 y 8).

· La pérdida de oportunidades e instrumentos de producción, de reservas de alimentos y de poder adquisitivo, habitualmente acompañadas de la destrucción de la red comercial, puede dar lugar a una situación difusa de escasez de alimentos. Ante una situación así, la población podría recurrir a la migración, en mayor escala incluso que ante una situación de violencia (véase el capítulo 8).

· Los ataques armados y las minas terrestres, además de tener por objetivo a la población civil, pueden dañar infraestructuras clave, como carreteras, instalaciones de suministro de agua, comunicaciones, e incluso instalaciones sanitarias.

· La crisis económica generalizada que se deriva de la disminución de la producción, de la pérdida de capital y del aumento de los gastos militares puede obligar a recortar los presupuestos desuñados a áreas sociales.

· La inseguridad y las operaciones militares podrían restringir el acceso a amplias áreas del territorio y limitar la prestación de servicios de salud, así como las operaciones de respuesta y recuperación en general.

El desplazamiento de la población, los trastornos económicos y la generalización de la violencia restringen el acceso a los servicios sanitarios y a otros recursos esenciales precisamente cuando el peligro y la vulnerabilidad aumentan. Los efectos de las infecciones respiratorias agudas (ARI), de la diarrea, del sarampión y de otras epidemias se ven agravados por el colapso de los servicios sanitarios, de los programas de inmunización y de la lucha contra las enfermedades.

El resultado es, en conjunto, un aumento generalizado del riesgo de enfermedades y de funciones que se extiende más allá de la zona de conflicto inmediata, y la aparición de traumas psicológicos graves, agudos y crónicos. Para hacer frente a todos estos efectos son necesarias intervenciones de emergencia y de larga duración.

Por último, es importante tener en cuenta que las necesidades sanitarias aumentarán tan pronto como el conflicto se extinga. El cese de las hostilidades puede ir acompañado de operaciones tales como la repatriación de refugiados y la desmovilización de soldados, que harán necesaria la creación de programas de salud especiales en las zonas de acuartelamiento, o la remoción de minas, que requiere disposiciones especiales para la evacuación médica.

Las infraestructuras de salud, debilitadas por la guerra y por la crisis económica, se encontrarán ante una mayor demanda de asistencia curativa y una importante sobrecarga que retardará la aplicación de medidas preventivas durante largos periodos (por ejemplo, en la inmunización contra el sarampión). Los desplazamientos de población aumentarán considerablemente, en tanto que zonas hasta entonces inaccesibles dejarán de serlo. En ellas, la cobertura sanitaria deberá ser restablecida, ya que el acceso igualitario a los servicios desempeñará un papel de primer orden en la estabilización de la comunidad y en el camino hacia la paz.

Realización de la evaluación

La evaluación puede realizarse a nivel nacional, como actividad preparatoria para un llamamiento conjunto a la asistencia humanitaria, o bien a nivel subnacional, provincial, de distrito o local. Las clases de datos necesarios para cada nivel de evaluación son básicamente las mismas, con algunas diferencias: en el recuadro 5 de la página [95] se reproduce un formulario recientemente utilizado para una evaluación rápida de salud a nivel local en Bosnia y Herzegovina, que podría adaptarse a otras situaciones.

Tal como se explica en el apartado sobre información general, las emergencias complejas suelen llevar aparejados desplazamientos de la población y, como mínimo, el peligro de inanición. Por ello, este protocolo deberá utilizarse conjuntamente con los capítulos 7 y 8.

Puede obtenerse información de documentos existentes, entrevistas o visitas a las áreas afectadas (véanse los capítulos 1, 7 y 8). La información obtenida de organizaciones no gubernamentales, de las Naciones Unidas, de otras organizaciones internacionales y de medios de comunicación será especialmente útil en emergencias complejas.

La evaluación rápida consta de: una descripción del conflicto y de la zona y población afectadas, y una evaluación de la situación sanitaria resultante, de las variables específicas, de los recursos existentes y de las necesidades adicionales inmediatas.

Descripción del conflicto, de la zona afectada y de la población

Para situar en perspectiva las necesidades sanitarias en el contexto de las emergencias complejas, se necesitará información sobre los siguientes aspectos:

- duración del conflicto;

- estado y progreso de las negociaciones políticas (por ejemplo, conversaciones para un alto el fuego);

- pautas de aparición de situaciones violentas;

- población accesible;

- población inaccesible;

- áreas inaccesibles;

- aparición de epidemias;

- situaciones de inanición;

- situación económica general.

Evaluación de la situación sanitaria resultante

Esta evaluación se efectúa examinando las causas y las tasas de mortalidad brutas y en menores de cinco años, la morbilidad en términos causales, y las tasas de malnutrición aguda, al menos para las principales áreas o grupos afectados.

Evaluación de las variables

La información sobre los extremos siguientes ayudará a determinar prioridades y a esbozar programas de intervención a corto y a medio plazo.

Violencia y seguridad

Habría que reunir información sobre:

- defunciones y traumatismos por causas violentas;

- defunciones y traumatismos causados por minas terrestres;

- casos de violencia sexual;

- casos de tortura;

- ataques al personal sanitario y a personas que trabajan en actividades de respuesta y recuperación;

- ataques a instalaciones sanitarias; número y porcentaje de instalaciones sanitarias destruidas, cerradas o inaccesibles;

- ataques a los sistemas de suministro de agua;

- ataques a los sistemas de cultivo agrícola, y de procesamiento, almacenamiento y distribución de alimentos;

- ataques a los convoyes de respuesta y recuperación;

- ataques a otras líneas vitales: electricidad, transporte público, comunicaciones;

- utilización de otras armas inhumanas (por ejemplo, biológicas o químicas).

Desplazamientos de población

Habría que reunir información sobre el número de casos y de afectados (véase el capítulo 7) en cuanto a:

- personas desplazadas en el interior del país (IDP);
- refugiados en países vecinos;
- desplazamientos existentes y previstos (repatriaciones voluntarias, regresos previstos);
- niños no acompañados;
- existencia de campos para IDP;
- concentraciones en áreas urbanas (por ejemplo, tasas de crecimiento urbano).

Pérdidas de producción, existencias de alimentos, poder adquisitivo e intercambios comerciales

Habría que reunir información sobre las pérdidas de la producción, las existencias de alimentos, el poder adquisitivo y los intercambios comerciales (véase el capítulo 8).

Evaluación de la capacidad local de respuesta y las necesidades inmediatas

Habría que evaluar la capacidad de respuesta y las necesidades inmediatas a nivel local, para determinar el tipo y calidad del apoyo externo requerido. En la medida de lo posible, esta información se recopilará por provincias o por distritos (véase el capítulo 7).

Redes y programas de salud

Habría que reunir la información siguiente sobre las redes y programas de salud:

- estrategias nacionales de salud para hacer frente a la emergencia;

- porcentaje de instalaciones sanitarias operativas;

- distribución geográfica del personal sanitario nacional (¿ha sido también desplazado?);

- funciones del sistema de información sanitaria (como mínimo, vigilancia epidemiológica y nutricional);

- disponibilidad y efectividad de los servicios y programas de atención primaria de salud;

- capacidad de asistencia quirúrgica y antitraumática;

- situación en cuanto a inocuidad de los bancos de sangre y de las transfusiones;

- organizaciones nacionales e internacionales, y organizaciones no gubernamentales: proyectos sanitarios, y áreas de cobertura;

- recursos sanitarios de los ejércitos (de todas las partes en conflicto, hasta donde sea posible);

- mecanismos de coordinación sectorial;

- actividades de formación sanitaria;

- sueldos del personal nacional de salud;

- parte proporcional del presupuesto nacional destinado a la salud;

- asistencia internacional al sector sanitario.

Medio ambiente e infraestructura

Habría que reunir información sobre lo siguiente:

- susceptibilidad a (historia de) los peligros tecnológicos naturales;

- porcentaje de sistemas de suministro de agua (urbanos, rurales, en campos IDP) en funcionamiento;

- porcentaje de sistemas de saneamiento (urbanos, rurales, en campos IDP) operativos;

- estado de carreteras, puentes, aeropuertos, etc.;

- porcentaje de edificios destruidos, tanto públicos como privados;

- presencia de minas terrestres y material explosivo no explosionados;

- características geográficas y climáticas;

- prevalencia de enfermedades endémicas, vectores, etc.

Asistencia humanitaria

A fin de evaluar la asistencia humanitaria que se ofrece y planificar la prestación de asistencia humanitaria en el futuro, habría que examinar los aspectos siguientes:

- composición de la asistencia humanitaria (alimentos, material no alimentario);

- programas especiales de asistencia humanitaria (desmovilización, concienciación respecto de las minas, y remoción de minas);

- acceso al territorio (convoyes por carretera, envíos fluviales y marítimos, puentes aéreos y lanzamientos desde el aire, «pasillos humanitarios», periodos de tregua, etc.);

- pautas de distribución de la ayuda (por ejemplo, de los gobiernos, las ONG, las Naciones Unidas), plan cronológico, cobertura y red logística;

- red de comunicaciones;

- necesidades y material disponible con fines de seguridad;

- mecanismos de coordinación;

- procedimientos para concertar acuerdos internacionales de ayuda;

- derechos y autorizaciones para el movimiento de personas y de bienes (sobrevuelo, tránsito, aterrizaje);

- reglamentaciones, autorizaciones y exenciones de aduanas;

- movilización de recursos (proyectos, llamamientos, respuesta de los donantes);

- presupuesto general destinado a asistencia humanitaria (como mínimo, datos relativos al último llamamiento y, si fuera posible, tendencias).

Presentación de los resultados

Agrupar toda la información, y presentar un informe en el que se exponga:

- una breve descripción, incluidos el porcentaje de la población y del territorio directamente afectados por el conflicto;

- determinados indicadores que denoten los efectos directos de la emergencia (por ejemplo, tasas de mortalidad, número de desplazados, extensión de la malnutrición, daños a la infraestructura y a la economía);

- indicadores que denoten los efectos secundarios de la emergencia (por ejemplo, aumento del riesgo de enfermedades y defunciones causadas por enfermedades epidémicas o endémicas, o por ambas);

- datos sobre los daños sufridos por el sector sanitario (porcentaje de infraestructura y de personal perdidos, mal funcionamiento de los programas de atención primaria de salud, escasez de medicamentos o vacunas prioritarios);

- cobertura, limitaciones y coordinación de las operaciones de respuesta y recuperación.

En el informe se procurarán describir los escenarios más desfavorable y más favorable posibles para los 6 a 12 meses siguientes. ¿Cuáles serán las prioridades de salud si el conflicto continúa, o si se llega a un alto el fuego o se alcanza la paz? Expónganse recomendaciones, señalando en particular:

- las prioridades inmediatas y a medio plazo para intervenir en el sector sanitario, y las correspondientes necesidades;

- los mejores planteamientos y estrategias, teniendo en cuenta la situación y las actuaciones humanitarias en curso.


Durante una emergencia compleja, la situación puede cambiar muy rápidamente. Por ello, habrá que ser prudente al formular suposiciones a largo plazo, actuar rápidamente con arreglo a los planes, antes de que cambie la situación, e informar a intervalos frecuentes acerca de la situación y de las medidas que se adoptan.

Recuadro 5. Modelo de formulario para una evaluación sanitaria rápida en caso de emergencia compleja

Zona: _______________ Poblaciones colindantes: _______________

Fecha: ____________________ Evaluador: ________________________

Datos generales

Población total - actual: ________ antes del conflicto: _____________

Distribución por edad y por sexo:

· Población menor de cinco años
· ¿Otros grupos vulnerables?

Estado del tiempo - actual: ______ previsto: ______________________

Persona responsable: ________________

Alimentos y agricultura

¿Qué alimentos está tomando la población? _______________________

Fuente(s) de alimentos: _______________________________________

Fecha del último envío desde el aire: ____________________________

¿Cómo se distribuyen los envíos desde el aire y la ayuda humanitaria? ____
_____________________________________________________________

¿Llega esta ayuda a los más necesitados?: ___________________________

Disponibilidad (y precios) en el mercado, incluido, si fuera posible, el mercado
negro: ________________________________________________________
______________________________________________________________
______________________________________________________________

Evaluación a simple vista del ganado: ________________________________

Evaluación del combustible para cocinar: _____________________________

Simiente disponible para sembrar: ___________________________________

Evaluación general de la disponibilidad y de las necesidades alimentarias - incluir el periodo de siembra, etc.

Salud y nutrición

Persona responsable: _________________

Servicios de salud existentes: __________

Evaluación de los daños en la infraestructura sanitaria:
_______________________________________________________________

Programas de salud pública (vacunaciones, etc.) actualmente vigentes:
_______________________________________________________________

Evaluación de la mortalidad reciente (tasas y causas):
_______________________________________________________________

Evaluación de la morbilidad reciente (tasas y causas):
_______________________________________________________________

Indicaciones de epidemias: ________________________

(verificar, en concreto, el sarampión, la hepatitis y las diarreas)

Personal actual: ____________________________

Suministro actual de medicamentos: ____________

Suministro actual de material sanitario: ___________

Indicaciones de malnutrición: ___________________

Indicaciones de deficiencia de micronutrientes: ________

Grupos especialmente vulnerables: _______________

Evaluación general de salud - indicar también las prioridades de asistencia:

Agua y saneamiento

Persona responsable: _________________

Procedencia normal del agua: _______________

Procedencia actual _____ para beber:_____________

para lavar, etc.: _______________

Estimación de las cantidades actuales suministradas: ________________

¿Está el agua sometida a alguna prueba o tratamiento? ___________________

En caso afirmativo, ¿cuáles? _________________________

Evaluación de daños al sistema de suministro de agua: ___________

Evaluación de daños al sistema de alcantarillado: _____________

Variaciones de origen estacional en el suministro de agua: _________

Evaluación de la evacuación de desechos sólidos: ___________

Problemas en la lucha contra las ratas: _____________

Evaluación general: ¿es adecuado o inadecuado el suministro de agua? ¿Es salubre o insalubre?

Prioridades de asistencia: ___________________________

Abrigo y vivienda

Persona responsable: _____________________

Evaluación de los daños en las viviendas: ____________

Disponibilidad de materiales de construcción, plásticos, etc.: __________

¿Qué tipo de ropas se están usando? _____________________

Disponibilidad de mantas, sacos de dormir, etc.: _______________

Efectos del tiempo o de la estación venideros: ________________

Logística y seguridad

Persona responsable: __________________

Posibles rutas de asistencia humanitaria: ___________________

Evaluación de carreteras y puentes, etc: ___________________

Disponibilidad de instalaciones de almacenamiento locales: __________

Seguridad ____________________________

- puestos de control: _________________________
- seguridad local: ___________________________

Evaluación general: ____________________

General: Prioridades máximas, limitaciones, etc.

a la sección anterior a la sección siguiente