close this bookCrónicas de Desastres - Torremoto de Aiquile Cochabamba Bolivia (Pan American Health Organization (PAHO) / Organización Panamericana de la Salud (OPS), 1998, 101 p.)
Open this folder and view contentsCAPÍTULO 2: RESPUESTA DE LAS INSTITUCIONES NACIONALES
View the documentNivel central
View the documentNivel regional
Open this folder and view contentsNivel local
View the document(introduction...)
View the documentGobierno municipal
View the documentServicio de Agua Potable y Alcantarillado Municipal (SEAPAM)
View the documentEnergía eléctrica
View the documentComunicaciones
View the documentComercio
Open this folder and view contentsSector Salud
View the document(introduction...)
View the documentMorbilidad y mortalidad
View the documentVivienda
View the documentEducación
View the documentOrganismos no gubernamentales (ONG)

Crónicas de Desastres - Torremoto de Aiquile Cochabamba Bolivia (Pan American Health Organization (PAHO) / Organización Panamericana de la Salud (OPS), 1998, 101 p.)

CAPÍTULO 2: RESPUESTA DE LAS INSTITUCIONES NACIONALES

Nivel central

De acuerdo con el marco institucional vigente en el país para situaciones de desastre, la respuesta inicial debe venir de la Sede de Gobierno, con el Presidente de la República a la cabeza y bajo la dirección del Ministro de Defensa Nacional, en estrecha colaboración con el Ministro de Salud y Previsión Social y el Ministro de Vivienda y Servicios Básicos.

En una primera fase, se procedió a coordinar la difusión de información a la población y a prestar apoyo al nivel regional. El Presidente de la República y el Ministro de Salud y Previsión Social viajaron a Aiquile junto con las autoridades regionales.

Paralelamente se hicieron llamamientos de socorro a organismos internacionales y países amigos. Se debe hacer notar la cooperación de Perú. México, Argentina y Chile, que se hicieron presentes rápidamente.

Una vez controlada la emergencia se inició la fase de rehabilitación. El Ministerio de Vivienda y Servicios Básicos y el Ministerio de Defensa Nacional se constituyeron en el eje principal de ésta y continuaron con la reconstrucción.

En el cuadro 5 se listan algunos ministerios e instituciones sectoriales que brindaron apoyo.

Nivel regional

El nivel regional desempeñó un papel importante. Su labor principal fue dirigir los trabajos de emergencia y rescate, y gestionar recursos que permitieran dar una respuesta inmediata a las necesidades de los damnificados. Esta labor se realizó bajo la dirección del Prefecto del Departamento.

CUADRO 5 - Instituciones del nivel central que participaron en la respuesta al desastre

ORGANISMOS NACIONALES DEL NIVEL CENTRAL

PROYECTOS Y PROGRAMAS NACIONALES

- Ministerio de Defensa Nacional
- Unidad Técnica Operativa de Apoyo y Fortalecimiento
- Organismos del Sistema Nacional de Defensa Civil (nivel nacional, regional y local)
- Servicio Nacional de Defensa Civil
- Ministerio de Salud y Previsión Social
- Ministerio de Vivienda y Servicios Básicos
- Viceministerio de Ordenamiento Territorial
- Viceministerio de Inversión Pública y Financiamiento Externo
- Fuerzas Armadas
- Fondo de Inversión Social
- Fondo de Desarrollo Campesino
- Fondo Nacional de Desarrollo Regional
- Confederación de Empresarios Privados de Bolivia

- Programa Nacional de Riegos
- Programa Nacional de Semillas
- Programa de Apoyo a la Seguridad Alimentaria

Fuente: PNUD

La ayuda recibida de parte de los habitantes de Cochabamba y de todo el país fue inmediata y el volumen aumentó considerablemente cuando comenzó a llegar la ayuda internacional. Rápidamente la situación sobrepasó la capacidad de manejo de ayuda humanitaria por parte de las instituciones regionales y locales. Los problemas identificados tuvieron relación con gestión de suministros, errores en la clasificación y empaquetamiento y sobre todo, en la distribución. Los camiones que salían con suministros no llegaban a los lugares donde eran esperados, lo que generó incertidumbre sobre su recepción por los damnificados. Esto llevó a la implementación de un sistema de vales y recibos. La supervisión por parte de las Fuerzas Armadas optimizó esta situación.

El rol del Servicio Departamental de Salud de la Prefectura de Cochabamba se describe en las actividades del sector salud.

La Universidad Mayor de San Simón brindó apoyo demostrando gran capacidad de acción. Las siguientes actividades se realizaron con su colaboración:

· Organización de un Comité Interinstitucional para la atención de niños y maestros en crisis en Aiquile, Mizque y Totora.

· Fortalecimiento del departamento de sismología.

· Coordinación de un comité interinstitucional entre la Alcaldía Municipal de Cochabamba, la Facultad de Ingeniería Civil y el Gobierno de México para la creación de un mapa sísmico de las zonas más vulnerables a los desastres.

· Envío de un equipo jurídico para resolver problemas jurídico-legales originados por el desastre.

· Sistematización de la información sobre viviendas destruidas. En esta actividad prestó cooperación al Ministerio de Vivienda y Servicios Básicos.

· Envío de equipo médico de asistencia y de estudiantes a las labores de rescate y socorro.

CUADRO 6 - Instituciones del departamento de Cochabamba que participaron en la respuesta

ORGANISMOS DEPARTAMENTALES

PROYECTOS/PROGRAMAS DEPARTAMENTALES

- Prefectura del Departamento
- Servicio Departamental de Salud
- Universidad Mayor de San Simón

Proyecto Centro de Levantamientos Aerospaciales y Aplicaciones SIG para el Desarrollo Sostenible de los Recursos Naturales (CLAS, financiado por Holanda)

Fuente: PNUD

Nivel local

“Los habitantes del pueblo de Aiquile sufrieron por la ausencia de planes de emergencia y la falta de experiencia por parte de las autoridades locales para hacer frente a la situación” (CENCAP).

En caso de desastres, es importante que las personas u organizaciones que ayudan estén conscientes de su rol, frente a las autoridades locales, y en ningún momento debiliten la autoridad de éstas, ni creen nuevos esquemas alternos de orden/trabajo. Una vez pasada la fase del impacto son éstas las que quedan a cargo de las acciones cotidianas para llevar adelante a la comunidad.

Gobierno municipal

El papel de nivel local en la respuesta a emergencias es de gran importancia, particularmente la del gobierno municipal. Esta responsabilidad ha crecido aún más con el Decreto Supremo No. 1654 de Descentralización Administrativa del 28 de Julio de 1995 y el Decreto Supremo No. 1551 de Participación Popular.

En el caso de Aiquile, las primeras tareas de rescate, socorro y organización estuvieron a cargo de familiares y voluntarios que respondieron en forma inmediata.

Las primeras acciones emprendidas por el gobierno municipal fueron las de coordinar con las empresas de Energía Eléctrica y de Agua potable y de Alcantarillado la instalación de postes de alumbrado público y tomas de agua en algunos campamentos.

El servicio de recolección de basura reinició sus actividades después de la segunda semana de ocurrido el terremoto.

Según fuentes del Ministerio de Defensa las recaudaciones municipales de distintos rubros han disminuido en forma variable luego del terremoto.

Servicio de Agua Potable y Alcantarillado Municipal (SEAPAM)

El suministro de agua potable domiciliaria fue destruido en 65%, sólo 35% de las conexiones quedaron en funcionamiento (1.400 conexiones). Las fuentes de agua no se vieron afectadas, salvo por algunas rajaduras en la base del tanque más antiguo, y no representaron mayores complicaciones. Posteriormente, durante los trabajos de demolición, 600 tapas de cámaras de inspección fueron destruidas por la maquinaria pesada. La empresa se hizo cargo de la reparación de los daños y de las conexiones para los campamentos.

Energía eléctrica

ELFEC (Operadora de Energía Eléctrica), informó que el terremoto provocó la caída de postes de alumbrado público. Durante las primeras horas después del terremoto, el suministro se interrumpió restableciéndose al cabo de 24 horas. Posteriormente, a petición de los habitantes, se instalaron postes de alumbrado público en los campamentos. También a solicitud de los propietarios, y con el fin de evitar robos debido a que las casas estaban semiderruidas, se retiraron 501 medidores.


El sismo causó el corte de energía eléctrica por la caída de postes de alumbrado público

Foto: OPS/OMS

Comunicaciones

La Empresa Nacional de Telecomunicaciones (ENTEL), actuó inmediatamente. El primer día después del desastre instaló 10 cabinas públicas como respuesta al corte del servicio telefónico en toda la población. Al comienzo el uso fue gratuito, regularizándose el cobro posteriormente.

Comercio

En primera instancia las actividades comerciales se paralizaron, posteriormente, a medida que los comerciantes recuperaron sus bienes o eran abastecidos desde Cochabamba, el comercio se restableció.

Las actividades de la Cooperativa de Ahorro y Crédito San Pedro de Aiquile Ltda. se vieron suspendidas porque sus oficinas quedaron parcialmente destruidas. La Cooperativa reinició sus actividades a fines del mes de junio. La mora antes del terremoto era del 10% aproximadamente. Dos meses después era del 18%.

El ganado no se vio afectado, y el abastecimiento de carne se regularizó una semana después del sismo. (Fuente: CENCAP)

CUADRO 7 - Respuesta de las Instituciones y organizaciones locales

ORGANISMOS PÚBLICOS LOCALES

ORGANIZACIONES CAMPESINAS, PARROQUIAS Y OTROS

- Consejo de Desarrollo de la Mancomunidad de Municipios del Cono Sur
- Gobierno Municipal de Aiquile
- Gobierno Municipal de Omereque
- Gobierno Municipal de Totora
- Gobierno Municipal de Pocona
- Gobierno Municipal de Mizque
- Gobierno Municipal de Vila Vila
- Subprefectura de Aiquile
- Subprefectura de Mizque
- SEAPAM (Agua)
- ELFEC (Electricidad)

- Central Única Campesinos Carrasco
- Central Única Campesinos Campero
- Central Única Campesinos Mizque
- Comité de Reconstrucción de Aiquile
- Prelatura de Aiquile
- Parroquia de Mizque
- Parroquia de Totora
- Radio Esperanza
- Hospital Bertol de Aiquile
- Coop. Ahorro y Crédito - San Pedro en Aiquile
- Coop. Ahorro y Crédito Señor de Burgos en Mizque
- Organizaciones de los campamentos

Fuente: PNUD

Sector Salud

El sector de salud, organismo básico de apoyo y miembro del Comité Nacional de Defensa Civil, encabezado por el Ministerio de Salud y Previsión Social, jugó un rol importante en el manejo de este desastre.

Pocas horas después del terremoto, acompañando al Presidente de la República, el Ministro de Salud y Previsión Social viajó a Aiquile. Al mismo tiempo, el Viceministro de Salud coordinó desde Cochabamba, la respuesta del sector por medio del Servicio Departamental de Salud de la Prefectura del Departamento de Cochabamba. El Director de la Unidad Departamental de Salud de Cochabamba con el Prefecto del Departamento de Cochabamba, fueron encargados de dirigir las actividades regionales y locales.

La jurisdicción del Municipio de Aiquile que corresponde al Distrito No. 9 de Salud, comprende la provincia de Campero y tiene dos áreas de acción Omereque y Pasorapa.

Entre los servicios de salud en el distrito está el hospital de segundo nivel, “G.K. Bertol”, propiedad del Arzobispado (iglesia) y el hospital de primer nivel “Carmen López”. El personal de estos servicios y un médico y dos enfermeras de la Caja Nacional de la Seguridad Social fueron quienes respondieron en la primera fase del terremoto.

El apoyo y la coordinación de las autoridades de salud del nivel central facilitaron la organización del sector a nivel regional. Se crearon comisiones y se asignaron responsabilidades. Los principales problemas que hubo que resolver fueron:

· Ausencia de políticas, normas y planes sectoriales para situaciones de desastre.

· Carencia de recursos financieros para movilización de apoyo (combustible, insumos, viáticos).

· Personal escaso y poco capacitado en manejo de desastres, con equipo y suministros insuficientes para el gran número de heridos en el sitio del impacto.

· Estrés y agotamiento del personal médico que se desempeñaba en Aiquile y Totora, que repercutieron en forma negativa en cuanto a calidez y calidad de atención.

· Medicamentos: En una primera fase se agotaron los medicamentos con los que se contaba en los depósitos. Debido a esta situación las autoridades hicieron un llamado a la comunidad, y se recibieron grandes cantidades de medicamentos (muy pocos útiles debido a que eran para tratamiento de otro tipo de afecciones, estaban vencidos o en mal estado) por lo que fue necesario proceder a la clasificación y disposición de estos. A nivel internacional, ya no se aceptan donaciones de medicamentos provenientes de la población, por los distintos problemas que han sido documentados.

· Número insuficiente de vehículos.

· Escasez de alimentos y vituallas para el personal de salud.

· El Hospital “Carmen López” sufrió daños de magnitud, por lo que se llegó a un acuerdo para la atención gratuita de los damnificados entre el Ministerio de Salud y Previsión Social y el Hospital Bertol.

· Debido a que la atención era gratuita hubo una gran demanda de servicios médicos de parte de la población, lo que significó un elevado costo.

· Hacinamiento de familias en espacios reducidos, carentes de agua limpia y disposición inadecuada de excretas.

· Necesidad de mejorar la calidad del agua; con este fin se distribuyeron bidones CLARO y solución desinfectante (hipoclorito de sodio).

· Disposición inadecuada de excretas.

· Proliferación de vectores.

· Temperaturas extremas durante el día y la noche (de 30 a -10 grados centígrados).

· Necesidad de implementar un sistema de vigilancia epidemiológica en los campamentos. Se elaboró una hoja de registro sintomático que era llenada por un responsable de salud en los campamentos y permitía conocer demandas y convocar a la población cuando llegaban los equipos de atención primaria a los campamentos, los cuales brindaban tratamiento sintomático y referían casos mayores.

· Problemas de ansiedad y depresión en la población en general que incrementaron el consumo de alcohol con posterioridad al terremoto.

· Imposibilidad de mantener la cadena del frío para las vacunas debido a la falta de servicio eléctrico.

El Ministerio de Salud y Previsión Social y la OPS/OMS apoyaron la organización de la red de servicios a nivel regional y local y se capacitó al personal de los servicios en las áreas de administración de hospitales y de red de servicios durante desastres, salud ambiental con posterioridad a los desastres naturales y epidemiología en situaciones de desastres.

El Director General de Epidemiología organizó el sistema de vigilancia epidemiológica en las zonas del desastre, lideró la desinfección del agua en los campamentos y la atención ambulatoria de los damnificados.

Una vez que las autoridades del Ministerio de Salud y Previsión Social retornaron a la capital, continuaron desde allí su colaboración con el nivel regional y local mediante la organización de una comisión en la que se trataron los problemas de salud en las comunidades afectadas. Participaron en la comisión el Ministerio de Vivienda y Servicios Básicos, OPS/OMS, UNICEF, Cruz Roja Boliviana, Agencia para el Desarrollo de los EE.UU. (USAID), Child and Community Health Project (CCH), Population Council International (PCI), Médicos sin Fronteras, Caritas Aiquile y otras.

Morbilidad y mortalidad

Se dispone de una lista que proporcionó el comando militar de Aiquile que participó en las actividades de rescate, con la nómina de fallecidos (cuadro 8). Fueron 52 los pacientes transferidos a hospitales en Cochabamba clasificados por edad, sexo, procedencia, diagnóstico y hospital al que cada uno fue referido.

CUADRO 8 - Número de heridos y muertos por municipio y comunidad

Lugar

Heridos

Muertos

Municipio de Aiquile

27 *

43

Municipio de Totora

2

2

Poblaciones aledañas a Totora

45

30

TOTAL

74

75

Fuente: Unidad Departamental de Salud - Cochabamba
* Atendidos en hospitales de Cochabamba

La mayoría de las personas que resultaron heridas o muertas dormía cuando ocurrió el sismo. Traumatismos, aplastamientos y contusiones fueron las principales causas de morbilidad y mortalidad. No se hicieron registros de las causas de los fallecimientos debido a que los muertos se enterraron inmediatamente para evitar su descomposición. Además, los médicos eran escasos y estaban dedicados a atender a los heridos.


La necesidad de mejorar la calidad del agua fue uno de los mayores problemas por resolver

Foto: OPS/OMS

Vivienda

En estas provincias la construcción característica en el área urbana es una estructura del siglo pasado de dos pisos, con paredes de adobe y techos de teja y en el área rural, es una estructura de paredes de piedra o adobe, con techos de paja de un piso.

Cerca de 6.000 personas perdieron sus hogares y tuvieron que vivir bajo toldos o en carpas con temperaturas nocturnas que oscilaban entre los - 10 y los 30 grados centígrados, con gran riesgo de contraer enfermedades respiratorias.

Con el fin de determinar el número de viviendas afectadas por el terremoto, el Ministerio de Vivienda y Servicios Básicos y la Universidad Mayor de San Simón realizaron un censo de los daños sufridos por las viviendas. Esta información se resume en el cuadro siguiente.

CUADRO 9 - Resumen de danos a viviendas

Tipo de daños


Área urbana




Aiquile

Totora

Mizque

Total

Viviendas colapsadas o demolidas por orden de las autoridades

No

513

-

-

513


%

35,3

-

-

19,5

Viviendas con daños estructurales graves, demolición recomendable

No

531

6

6

543


%

35,6

1,0

1,1

20,7

SUBTOTAL Viviendas a ser reconstruidas

No

1,044

6

6

1,056


%

72,0

1,0

1,1

40,2

Viviendas con daños estructurales medios susceptibles a reparación

No

200

493

77

770


%

13,8

79,0

14,0

29,3

Viviendas con daños estructurales menores a ser reparadas

No

134

62

77

273


%

9,2

9,9

14,0

10,4

SUBTOTAL Viviendas a ser reparadas

No

334

555

154

1,043


%

23,0

88,9

28,0

39,7

TOTAL DE VIVIENDAS que es preciso reconstruir o reparar

No

1.378

561

160

2,099


%

95,0

89,9

29,1

80,0

Viviendas con daños leves o sin daños, que no requieren reparación

No

72

63

390

525


%

5,0

10,1

70,9

20,0

TOTAL PARQUE

No

1.450

624

550

2.624

HABITACIONAL

%





Fuente: Ministerio de Vivienda y Servicios Básicos

El Ministerio de Vivienda y Servicios Básicos, mediante el Subprograma de Prevención, Mitigación de Riesgos y Atención de Emergencias, elaboró el Plan de Reconstrucción de Viviendas en el Área Urbana de las localidades de Aiquile, Mizque y Totora.

En este Plan, las familias fueron clasificadas de acuerdo a los siguientes criterios: propietarios, inquilinos y anticresistas.

Por el daño sufrido por la vivienda, éstas fueron clasificadas como: construcción colapsada, construcción con daños estructurales graves, construcción con daños estructurales medios, construcción con daños estructurales menores y construcción con daños leves o sin daños.


Aspecto de algunas de las viviendas destruidas por el sismo

Foto: OPS/OMS

Por función del inmueble se clasificaron por vivienda exclusiva y vivienda con infraestructura económica anexa.

Los objetivos de este plan son:

· Reconstruir y reparar las viviendas en la zona urbana afectada, con participación activa de los beneficiados. Se buscará respetar los aspectos culturales en las distintas localidades.

· Implementar un plan de acción flexible, que permita a los beneficiarios optar libremente por la solución habitacional que les sea conveniente.

· Ofrecer asistencia técnica a las entidades locales, principalmente al gobierno municipal.

· Capacitar a las instituciones y poblaciones locales para que tengan conocimiento de las actividades de preservación en zonas sísmicas.

Aplicar los siguientes planes de acción para las familias damnificadas:

· Los propietarios de vivienda única, recibirán un subsidio de hasta 3.000 dólares estadounidenses que les permita reparar o reconstruir sus viviendas, previa declaración jurada de que no poseen otra vivienda.

· Los inquilinos y anticresistas recibirán un crédito de emergencia para materiales y mano de obra para la construcción de una vivienda, siempre que aporten el terreno.

Los propietarios comenzaron a regresar a sus terrenos para comenzar la reconstrucción.

Un año después del terremoto, sólo se había concluido la reconstrucción de 29 viviendas, lo que ha ocasionado reclamos por parte de los afectados. Al momento de la publicación de este documento, ese problema continuaba vigente.

Educación

Antes del terremoto, la población de Aiquile contaba con 13 centros de educación: 2 de prebásica, 6 de básica, 3 de intermedio y 2 de ciclo medio. El colegio “Simón Rodríguez”, resultó destruido, la escuela “20 de Septiembre” sufrió daños de consideración y fue ocupada por un comando de las fuerzas especiales desempeñándose en faenas de recuperación. Cinco escuelas sufrieron daños menores. Los alumnos de las escuelas que sufrieron daños asistieron a clases en ramadas (instalaciones hechas con ramas de árboles). Las 6 escuelas restantes se encontraban en buen estado y se mantuvieron en pleno funcionamiento.

Debido a las variaciones de temperatura y al polvo originado por las demoliciones, fue casi imposible desarrollar actividades escolares durante los dos primeros meses. La asistencia se fue regularizando paulatinamente.

Luego del desastre, el Servicio Nacional de Defensa Civil comenzó un programa de capacitación sobre acciones comunitarias de prevención de desastres, destinado a grupos de jóvenes. Consideramos que ésta es una importante iniciativa que debe mantenerse.

CUADRO 10 - Respuesta de las ONG con sede en las provincias afectadas

Nombre

Sigla

Área de acción

Centro de Desarrollo Agropecuario

CEDEAGRO

agricultura, educación, fort. institucional, vivienda, salud, saneamiento básico

CARITAS

CARITAS

educación, saneamiento básico, salud

instituto Nacional de Desarrollo Rural Integrado

INDRI

desarrollo, agricultura, riego

Catholic Relief Services - USCC

CRS

agricultura, saneamiento básico, salud, medio ambiente

Cooperativa Americana de Remesas al Exterior

CARE

salud, saneamiento básico

Productividad Biosfera y Medio Ambiente

PROBIOMA

agricultura

Centro de Desarrollo Integral Rural

CEDIR

agricultura

Centro de Servicios y Asistencia a la Producción Triguera

CESAT

agricultura, fortalecimiento instituc.

Planning Assistance Inc.

PAI

financiamiento y agricultura

Programa de Asistencia Agrobiogenética al Campesino

PAAC

agricultura, medio ambiente, fort. inst.

Asociación Programa de Desarrollo Agropecuario Integrado

PDAI

agricultura

Misión Evangélica Nuevas Tribus

MENT

agricultura, pequeña industria, educación, cultura, energía.

Centro de Asesoramiento en Desarrollo Integral Agropecuario

CADIA


Centro de Comunicación y Desarrollo Andino

CENDA

comunicación

Tukuypaj (Agroexportación para Todos)

TUKUYPAJ

agricultura

Asociación Fomento al Desarrollo Infantil

FODEI

educación, cultura

Médicos Sin Fronteras - España

MSF-E

salud, fortalecimiento institucional

Fundación Ecuménica para el Desarrollo

FEPADE

agricultura, salud, saneamiento básico

Aldeas Infantiles SOS.

Organismos no gubernamentales (ONG)

La participación de las ONG con sede en las provincias afectadas por el terremoto fue muy importante. Sus conocimientos de la región fueron de gran ayuda en la respuesta inmediata al sismo y en el manejo de la información. Muchas de ellas están en la actualidad ejecutando proyectos de mitigación. En el cuadro 10 se listan las ONG que trabajan en las provincias Campero y Carrasco o que participaron de alguna manera en la respuesta.

Estas ONG centraron sus actividades en las siguientes áreas:

· Área de alimentación y nutrición: Evaluación del estado nutricional de 80% de los niños atendidos. Dotación de tres raciones diarias (5 días de la semana) para 100% de los niños en los campamentos comunitarios. Estas comidas eran preparadas por turnos por las madres en condiciones de tomar esta responsabilidad. Implementación del manejo de almacenes. Firma de un acuerdo bajo el cual el Programa de Atención al Niño Menor de 5 años asumió la responsabilidad de proveer equipos y alimentos mientras dure la rehabilitación.

· Área de estimulación y apoyo escolar: Se logró mejorar los hábitos de higiene y se desarrollaron habilidades sociales. Se contó con gran participación en las actividades educativas programadas.

· Área de cuidados de la salud infantil: Atención de acuerdo a las necesidades, control de vectores y focos de infección, referencia de los niños enfermos a la consulta médica.

· Área de desarrollo familiar.

· Área de participación comunitaria: Su objetivo era que cada campamento pudiera asumir paulatinamente la responsabilidad por el funcionamiento de su carpa comunitaria para mantener las actividades iniciadas y para que los niños continuaran recibiendo los beneficios en forma permanente.

El Centro Nacional de Formación y Capacitación de Educadores, Niños y Adolescentes y Población en Circunstancias Especialmente Difíciles CENCAP, realizó un importante trabajo de recopilación de información mediante la elaboración de una boleta, creación de una encuesta piloto, zonificación de los campamentos, uso de la boleta entre los damnificados, codificación de la información, elaboración de una base de datos, análisis de los datos y elaboración de propuestas sobre la base de la información recopilada. Este trabajo se realizó en coordinación con el Ministerio de Defensa Nacional.

La Cruz Roja Boliviana realizó llamamientos para gestionar apoyo de la comunidad internacional, movilizó voluntarios que participaron en labores de rescate, atención médica, atención primaria de salud, elaboración de censos, coordinación interinstitucional, entrega de alimentos, elaboración de informes y otros.

Visión Mundial realizó una importante labor en Aiquile y Totora, que consistió en:

· Financiamiento de 3 campamentos en la localidad de Aiquile, infraestructura comunitaria y carpas.

· Dotación de alimentos y vituallas.

· Organización de talleres de capacitación para los pobladores de los campamentos.

· Formación de líderes.

to previous section of book to next section of book