CIDBIMENA - Biblioteca Médica Nacional - UNAH

Bienvenido(a) a Centro de Información Sobre Desastres Y Salud
21 Tuesday November 2017 @ 05:41 PM CST

JUNIO PODRÍA CAMBIAR LA HISTORIA DEL CLIMA EN HONDURAS

General NewsEn el mes de junio de este año en curso, se espera el frío más intenso de los últimos tiempos con altas probabilidades de nieve y temperaturas tan frías como la nevada que cubrió hace unos años el Cerro de El Pital, que colinda con Ocotepeque.La Tierra está cambiando aceleradamente por la actividad humana, y en la región centroamericana, Honduras se verá afectada en gran parte debido al contacto directo con ambos Océanos -Atlántico y Pacífico- y las corrientes de temperaturas tan frías que bajarán desde el norte del continente americano y sus dunas de nieve. La temperatura media del planeta bajará aún más, dando como resultado nevadas y granizo en la región nacional. La Oficina Meteorológica británica -Met Office- ha advertido que la combinación del cambio climático y del fenómeno cíclico en el Pacífico conocido como El Niño contribuirán a disparar los termómetros.

Un grupo de 30 expertos, integrado por geólogos, científicos del clima y ecologistas, se reunió por primera vez para sentar formalmente las bases de una discusión sobre este tema y elaboró una propuesta que fue analizada en el Congreso Interamericano de Cambio Climático, con el objetivo de difundir el “conocimiento e innovación para afrontar los desafíos del cambio climático”.

“Las temperaturas bajas son atribuibles principalmente a las corrientes frías que vienen del norte de América”, advirtió el profesor Adam Scaife, al frente del departamento de predicciones de la temperatura del Met Office. “La naturaleza del océano está cambiando y las leyes tendrán que adaptarse para incorporar esos cambios crecientes”, advierte.

CAMBIO CLIMÁTICO SIN PRECEDENTES PRODUCIRÁ TORMENTAS GRANIZO Y NIEVE EN HONDURAS

Honduras está a punto de sufrir el cambio climático más extremo del siglo XXI.

Una investigación especial ha surgido sobre las dunas de nieve de Colorado, EEUU. Los científicos detectaron la presencia de grietas en la nieve y descubrieron que la capa más alta se estaba encogiendo, lo que causaría vientos esparcidos sobre el resto del continente. Las temperaturas extremadamente bajas se deben al aire atrapado en las grietas. Si el cielo está claro durante unos días, el suelo irradia calor al espacio, creando una capa de aire extremadamente frío por encima de la nieve. Esto les llevó a buscar datos de temperaturas en regiones como Centroamérica, lo que determinó que Honduras también podría vivir este fenómeno climático.

“Al atrapar el aire durante largos periodos de tiempo, se irradia más y más calor al espacio y se generan las temperaturas más bajas que hemos sido capaces de encontrar”, según explicó Ted Scambos, el director del Centro de Nieve Nacional e Información del Hielo en Boulder (Colorado, EEUU).

El pasado mes de abril, la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) de Honduras, reportó que las precipitaciones recientes sobre el país estaban acompañadas de granizo en varios sectores del sur del anillo periférico de la ciudad capital.

ESTUDIOS CIENTÍFICOS RESPALDAN EL PRONÓSTICO

Varias instituciones han reunido esfuerzos para proporcionar una plataforma de conocimientos, avances científicos y tecnologías que permitan a los sectores de toda América, mitigar, adaptarse y establecer medidas públicas que permitan contener dicho cambio climático y sus efectos en las próximas semanas.

La Agencia Espacial Europea (ESA) ha puesto en órbita su satélite más «ecológico», el Sentinel 3-A, que forma parte de su programa Copérnico dedicado a hacer un «chequeo» completo de la salud medioambiental de nuestro planeta. Según informa una nota de prensa, Sentinel-3A se dedicará, principalmente, a la monitorización de los océanos, prestando atención a la altura de su superficie, el color y su temperatura. Medir estos tres parámetros es muy importante en el estudio del cambio climático, que es uno de los aspectos principales cubiertos por el programa Copérnico.

En su faceta de estudio de los océanos, la misión dará continuidad a la serie histórica de datos sobre el nivel del mar y su temperatura iniciada hace más de veinte años, lo que resulta fundamental para ampliar los datos sobre el cambio climático y los fríos extremos que se aproximan.

(Debajo de la noticia colocar el siguiente link)

VER MÁS: SENTINEL, EL SATÉLITE DEL CAMBIO CLIMÁTICO

http://www.larazon.es/tecnologia/sent...Cc5eGj93w7